Soluciones a los problemas más comunes de un alojamiento de Airbnb

En los últimos años, Airbnb ha surgido como una alternativa popular a los hoteles : es asequibles, y el alojamiento está disponible en lugares cómodos y sin problemas.

Los anfitriones son, en general, bastante serviciales, ya que proporcionan consejos para disfrutar de una nueva ciudad y ofrecen al huésped información sobre la cultura local, la gastronomía y mucho más.

Sin embargo, a veces puede haber problemas con el alojamiento de Airbnb. ¿Cómo se pueden resolver dichos problemas sin que haya resentimientos? Echemos un vistazo.

Cotizaciones de seguro de viaje

Obtenga cotizaciones

Para seguro médico de visitante, viaje, estudiante, y otro viaje internacional.

Visite o llame al +1 (866) INSUBUY o +1 (972) 985-4400

La importancia del seguro de viaje

Lea el articulo

Cinco problemas comunes de Airbnb y sus soluciones

1. El anfitrión no está

Suena raro, pero sucede.

Salió de Sídney el martes por la mañana temprano y llegó a París, con los ojos desorbitados, después de un día de viaje y de saltar a través de innumerables zonas horarias. El taxi le deja en la Rue de Rochechouart, a una manzana del apartamento de moda que ha reservado.

Desgraciadamente, el propietario no está en casa. Hay que esperar un par de horas tomando un café expreso y comiendo galletas hasta que vuelva del mercado.

Él creía que usted llegaría el próximo miércoles. Debido a los 16.000 kilómetros de distancia e a idiomas diferentes, se crean malentendidos lingüisticos.

Al fin y al cabo, somos seres humanos: olvidamos, malinterpretamos y no estamos atentos.

Para evitar un episodio así, llame a su anfitrión antes de embarcar en su vuelo. Dígales que, salvo emergencias, va a llegar en las próximas horas. En cuanto llegue al aeropuerto de destino, mientras espera en inmigración, vuelva a llamarle.

2. El lugar está sucio

Este es, con creces, el problema más común al que se enfrentan los huéspedes y empeora cuando el anfitrión es una persona mayor y depende de Airbnb como ingreso complementario.

Hay telarañas aquí y allá, el baño tiene manchas amarillas, las sábanas están sucias y las almohadas huelen a aftershave rancio.

Tiene dos opciones.

Si no ha pagado la totalidad del importe por adelantado, busque otro alojamiento. Por supuesto, no solo significa sacrificar el 30% o más que pagó como anticipo, sino también buscar un nuevo hotel que se adapte a su presupuesto.

Después de un largo viaje, eso puede ser una tarea desalentadora, especialmente si no se habla el idioma. En temporada alta de turismo, puede ser casi imposible.

La otra opción es menos apetecible, pero puede funcionar si es flexible.

Ayude al anfitrión a limpiar el lugar.

No nos referimos a que usted se ponga de rodillas y limpie el suelo del baño, pero al menos pida sábanas limpias y una escoba.

Eche una mano para que el anfitrión pueda hacerla habitable.

Por eso es fundamental leer detenidamente las reseñas antes de pulsar el botón de compra. Los alojamientos más caros son costosos por una razón: dan menos inconvenientes y permiten centrarse en disfrutar.

3. No me gusta el anfitrión y/o otro invitado

A diferencia de un hotel, Airbnb no ofrece una experiencia individual: tiene que compartir un pasillo común, un pasillo y (tal vez) un baño con otras personas.

Eso significa que se espera cierta indulgencia por su parte. El anfitrión puede ser dado a taparse la nariz con rapé y llevar un jersey viejo con un olor peculiar.

Otro huésped podría fumar sin parar en su habitación.

Desgraciadamente, no hay mucho que se pueda hacer ante esta situación. Apenas es posible quejarse de los hábitos personales de otra persona, o de su atuendo y otras idiosincrasias similares.

Además, en muchas culturas, la gente es indulgente: no se enfada fácilmente con los demás y tolera las peculiaridades ajenas.

Relájese y trate de adaptarse lo mejor posible. Si se queda más de unos días, es difícil aguantar algo que le molesta terriblemente y es mejor buscar un alojamiento alternativo.

Si se trata de una estancia corta, probablemente pueda aguantar.

4. Hay mascotas

Es posible que su anfitrión tenga gatos, perros o incluso una iguana que le mire fijamente con ojos saltones mientras usted desayuna.

Los que aman a las mascotas no tendrán ningún problema. Pero seamos realistas: a algunas personas no les gustan las mascotas. No dejarían acercarse a un entrañable perro salchicha, y mucho menos a un lagarto puntiagudo. Para algunos, los animales domésticos son un grave peligro para la salud debido a las alergias, y eso no es algo con lo que se pueda jugar.

Si el hecho no fue comunicado antes de reservar, tiene derecho a reclamar a Airbnb.

También puede dejar una reseña detallada informando a los posibles huéspedes sobre los habitantes de cuatro patas.

5. No hay aire acondicionado ni agua

Este es un tema complicado con Airbnb cuando comparte la misma casa con el anfitrión.

¿Qué pasa si el anfitrión pone límites arbitrarios a las horas de funcionamiento del aire acondicionado?

¿Y si no hay suficiente agua? Por ejemplo, gran parte de Bombay sufre una escasez crónica de agua. Puede volver después de un día de calor sofocante y no poder bañarte.

Por supuesto, puedes reclamar, pero Airbnb no siempre tiene habitaciones alternativas disponibles al mismo precio.

Incluso si lo hicieran, no hay forma de saber si también se encontrarían problemas similares allí.

Tenga en cuenta que el inmueble no carece de la instalación, sino que su derecho a utilizarla está restringido. Además, solo tienes 24 horas para presentar una reclamación y puede que no se de cuenta del problema hasta que hayan pasado unos días.

La solución es llegar a un acuerdo con el anfitrión. Tal vez ofrecer un poco más de dinero podría conseguirle aire acondicionado sin restricciones (un dólar da para mucho en muchas partes del mundo).

¿Quizás puedas organizar el almacenamiento de agua y comprarle al anfitrión un gran contenedor de 100 litros en Amazon?

Entienda que estos problemas pueden existir en toda la ciudad, y que desalojar un lugar por otro no siempre es una solución.

El papel de Airbnb en la resolución de conflictos

Hay que recordar que, a diferencia de Holiday Inn, Airbnb no es propietaria ni gestiona las propiedades que aparecen en su sitio. Simplemente facilita la transacción y se queda con una pequeña parte como comisión. No ejercen ningún control directo sobre el huésped o el anfitrión.

Se espera que ambas partes respeten las normas. Si el huésped o el anfitrión se niegan a seguirlas, Airbnb tiene un margen de intervención limitado.

Tanto el anfitrión como el invitado pueden dejar críticas mordaces sobre el otro, haciendo que los demás se lo piensen dos veces antes de involucrarse con ellos. Pero, ¿ayuda eso a la gestión local y oportuna de los conflictos? Absolutamente no.

Airbnb puede intentar mediar si les llamas y protesta, pero difícilmente podrán responsabilizar al anfitrión porque el aire acondicionado tiene dos décadas y emite un suspiro agónico cada vez que uno lo enciende.

Por supuesto, si el problema es lo suficientemente grave como para pedir un reembolso, le ayudarán en la medida de lo posible.

Sin embargo, el sistema dista mucho de ser perfecto (por eso los hoteles siguen prosperando).

Seguro de viaje grupal

Obtenga cotizaciones

Para seguro médico de visitante, viaje, estudiante, y otro viaje internacional.

Visite o llame al +1 (866) INSUBUY o +1 (972) 985-4400

Descripción general del seguro grupal

Lea el articulo

Conclusiones

Una de las reservas de la economía colaborativa es que depende de la honestidad y el respeto de los individuos, más que de las empresas. Airbnb tiene ciertas normas que puede intentar aplicar a los anfitriones, pero no puede garantizar que cumplan su parte del trato.

Si es el tipo de viajero al que le gusta saber exactamente en qué se mete, un hotel es la una mejor opción. Pero si está dispuesto a correr un pequeño riesgo para alojarse en un lugar único, Airbnb le da esta oportunidad. Sólo tiene que seguir estos consejos a la hora de reservar.

  • Lea las reseñas: confíe en las opiniones de los huéspedes anteriores. Si un anuncio tiene pocas opiniones, ninguna, o nada más que opiniones vagas o negativas, hay una razón para ello.
  • Mire las fotos, todas las fotos: debe haber fotos detalladas de todos los espacios de la vivienda. Si no las hay, busque otra propiedad. No hay manera de saber lo que no se puede ver.
  • Busque una descripción detallada: si el anfitrión no puede tomarse el tiempo de escribir una descripción minuciosa de la propiedad que está tratando de utilizar para generar ingresos, ¿quién sabe en qué más están escatimando?

Compre un seguro de viaje: si su viaje tiene que ser cancelado por una razón cubierta, una póliza de seguro de viaje puede ayudarle a obtener el reembolso de sus gastos prepagados y no reembolsables, incluyendo las reservas de hotel y Airbnb.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

TEMAS RELACIONADOS

Compre un seguro de visitantes para sus familiares que visitan los EE.UU.

Visite insubuy.com o llame al +1 (866) INSUBUY o +1 (972) 985-4400.